¿Fomentar la identidad o el pensamiento histórico? Tensiones entre la historia escolar y la historia académica

por Jonathan López García

Pensar históricamente consiste en un conjunto de habilidades desarrolladas por los historiadores para conocer e interpretar bajo criterios científicos los acontecimientos del pasado. Los historiadores leen, razonan y escriben de un modo específico que es aprendido en la práctica de su profesión.

En su ejercicio de lectura, los historiadores determinan aspectos como el contexto de una fuente y verifican la información contenida en ella. Posteriormente, a través del ordenamiento y la selección, la disciplina histórica pretende describir y explicar su objeto de estudio mediante el proceso de escritura.

Se ha considerado que, entre la historia como actividad académica y la enseñanza de la historia, existe una continuidad que traslada el avance científico generado en la investigación del pasado automáticamente al aula escolar. Sin embargo, la historia académica y la historia escolar son dos tipos de conocimiento que obedecen a finalidades distintas.

La enseñanza de la historia adquiere una dimensión irreductiblemente política, pues su principal objetivo a nivel elemental ha sido el de la formación de un sentimiento de pertenencia a determinada unidad nacional.

La historia escolar —de fuerte componente nacionalizador— se construyó sobre un código disciplinar del modelo historiográfico basado en historias nacionales. Este enfoque se orienta casi exclusivamente a la transmisión de un catálogo de certezas que se encuentra lejos de promover un pensamiento crítico entre los estudiantes.

Para Mario Carretero, experto en psicología cognitiva y especialista en investigación en enseñanza de la historia, el conocimiento es un acto social, no individual. Por ello, lo que define a una aproximación constructivista en la educación es la premisa de que el conocimiento es el resultado final de la interacción de los esquemas internos con la experiencia exterior.

A lo largo de nuestra vida cambiamos dichas representaciones internas que tenemos sobre conceptos específicos. Un catador de vinos, por ejemplo, es capaz de percibir aromas y sabores que una persona sin entrenamiento no logra distinguir. Ese instrumental que nos permite entender las cosas de determinada manera —y no de otra—, son los esquemas conceptuales.

Así, los alumnos tienen representaciones internas de fenómenos que ponen en tensión con la experiencia adquirida. El estudiante no aprende simplemente la copia de lo que el profesor enseña, sino que interactúa con aquello que éste propone, movilizando sus esquemas conceptuales al aprender. A esta transformación en la mente de los alumnos es lo que se denomina cambio conceptual.

Al impartir una asignatura el cambio conceptual es un objetivo deseable, pero una de las razones por la cual es difícil que se produzca en el campo de la historia es porque su enseñanza se mueve en una contradicción entre los contenidos identitarios de la historia escolar y los contenidos disciplinarios de la historia académica.

El rol de la escuela como formadora de la identidad nacional ha sido puesto a debate ante la conflictividad contenida en la historia reciente. El tratamiento de los eventos traumáticos contemporáneos introduce en la escuela el desafío de trabajar con temas sociales controvertidos que aún tienen consecuencias directas sobre el presente.

Una alternativa al modelo tradicional de enseñanza de la historia podría aportar a los estudiantes un conocimiento histórico más habilitado para responder a los problemas sociales que trascienden los marcos del Estado-nación. Para ello es necesario promover nuevas formas de historia en el aula que permitan aquellas representaciones del pasado que demanda el presente.

Por tales razones, el desarrollo de un pensamiento histórico debería ser incluido en el horizonte educativo antes que las grandes narraciones del pasado nacional, e independientemente de las diversas formaciones disciplinares.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s